Hola, soy Pepito Viaja, Genio Viajero de Viajar Con Promociones y el artículo de hoy lo quiero dedicar a esta espectacular isla del Mar Caribe que, a pesar de estar tan cerca de Nicaragua y en general de Centroamérica, pertenece a Colombia. El Archipiélago consta de islas, islotes y cayos, de los cuales San Andrés, Providencia, Santa Catalina y Johnny Cay son los más conocidos.

Regularmente hay rutas nacionales desde Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Cartagena. También existen vuelos directos desde Canadá, Costa Rica, Panamá y Europa. Cabe anotar que para ingresar a la isla hay que pagar una tarjeta de turista que cuesta alrededor de USD$35 (2018). 

San Andrés sorprende por muchas cosas: sus arenas blancas, aguas de colores donde predomina el turquesa, palmeras que bailan reggae, comercio libre de impuestos, la amabilidad de los isleños, la historia pirata que vivió la isla en los siglos XVII al XIX, las actividades acuáticas que se desarrollan, entre tantas otras, hacen de este un destino obligado para quienes desean vacaciones inolvidables en el mar.

De los tours imperdibles te recomiendo ir a Johnny Cay, el famoso cayo frente a la playa de Spratt Bright, que es la más concurrida de la isla. Para llegar al cayo debemos ir a la Marina Tonino’s y tomar una lancha que en media hora nos lleva a ese islote paradisíaco. Allí, podemos disfrutar medio día de playa suave, vegetación que incita a la relajación, una experiencia increíble alimentando iguanas, en fin, todo lo necesario para olvidar el estrés. Pasado el almuerzo, recorremos los manglares al este de San Andrés y llegamos al famosísimo Acuario, una reserva natural donde cientos de especies marinas nadan junto a los visitantes, quienes practican buceo y snorkel para grabar en la memoria el más inolvidable de los recuerdos bajo el agua que se puedan tener. Otra de las grandes experiencias que se pueden realizar en el acuario es la interacción con las mantarrayas, desde tocarlas e incluso cargarlas.

Al regresar a la ciudad, con mucha hambre de seguro, te recomiendo, gracias a la investigación realizada buscando un buen sitio donde comer, el Restaurante “Donde Francesca” que ofrece platos de lujo. Pero si tus gustos culinarios no incluyen pescados y mariscos, o si bien eres alérgico(a), no te preocupes porque hay muchas opciones alternas. Te recomiendo el restaurante Mr. Paninos Trattoria, un acogedor lugar con un ambiente italiano bien marcado, donde sobresalen pastas deliciosas. Aquí probé la Carbonara y cumplió mis expectativas.

Para recorrer San Andrés de norte a sur la mejor opción es rentar una Mula. Un vehículo descapotado de 4 llantas del que, por unos COP$150,000 (U$50) tienes 12 horas donde puedes disponer y visitar todas las atracciones que la isla ofrece. Bajando por la costa oeste llegarás a la Cueva de Morgan: un lugar acondicionado como museo, donde reposan réplicas de los tiempos de este famoso pirata inglés, así como la cueva original, donde guardó sus botines obtenidos de saquear navíos durante el siglo XVII. En el extremo sur de la isla encontrarás El Hoyo Soplador, que si bien cuando lo visité no sopló nunca, fue por la baja marea de ese tiempo. Este fenómeno se da porque el hueco en el suelo se conecta de manera subterránea con el mar, y cuando el oleaje está fuerte arremete con vehemencia y hace parecer que soplara agua desde la tierra.

Finalmente, un buen sitio para terminar el día es descansar en Rocky Cay, subiendo por la costa este, después del sector de San Luis, restaurantes y bares te permiten parquear la mula gratis por consumir en sus locales, donde puedes dejar tus pertenencias y caminar 250 metros desde la orilla hasta el cayo. Pero despreocúpate, el agua solo te llegará al pecho, y en el camino podrás ver la fauna marina y tomar fotos realmente inolvidables.

Si quieres saber dónde me hospedé, sigue este enlace y sorpréndete con un increíble hotel boutique. Encuentra Tu Destino de la mano de  Viajar Con Promociones.

Comparte en Facebook
Comparte en Facebook
Comparte en Instagram
Comparte con tus contactos
Comparte en LinkedIn