Con una sonrisa en el rostro te confieso, los genios no solo salen de botellas de cristal o realizan cálculos diferenciales imposibles, los genios como tú y como yo sabemos aprovechar las oportunidades para lograr nuestros sueños… Y sí, tú también puedes ser un Genio Viajero.

Soy Pepito Viaja, barranquillero hasta mis sueños y como genio viajero de Viajar con Promociones quisiera compartirte algunos tips que me han funcionado a través de estos más de 10 años viajando, para ayudarte a encontrar tu destino y que esos sueños no se queden solo en deseos archivados. La posibilidad de conocer y aprender de otras culturas a lo largo y ancho del planeta me ha hecho descubrir que todos, absolutamente todos los seres humanos, podemos alcanzar nuestras metas, y viajar es una de las más gratificantes, ¿cierto?

Pero lo primero que quiero contarte es, más bien, me permitiré eliminar de tu mente un par de mitos populares: “viajar es para ricos” o “eso está muy lejos”. Quiero que partas del hecho que esas dos consignas no son verdad.

Realmente ¡NO EXISTEN!

Viajar no es tomar un avión y volar por 19 horas y media hasta un lugar donde se alimentan de bichos extraños y hablan mordiéndose la lengua. Viajar es ver la cotidianidad de otros, es utilizar tus ojos y tus sentidos más allá de la rutina. Te reto a que cuando leas esto y vayas de regreso a tu casa, o en la mañana cuando sales, dediques unos segundos a analizar el día a día de la gente, la arquitectura de los edificios en tu camino, el paisaje de fondo, los grafitis; seguramente el lugar donde vives tiene muchos sitios súper interesantes que puedes visitar en tu tiempo libre. Esa es solo una manera de darte cuenta que viajar va más allá de los preceptos y temores.

Claro, si tienes la oportunidad y el sueño de conocer otros destinos, deberías considerar lo siguiente:

  1. El dinero. Y no precisamente porque viajar sea para ricos. Tener en cuenta el dinero sirve para buscar las opciones que más se acomoden a tu presupuesto, si conviene viajar en avión, en bus, en tren, o simplemente un taxi. Si en ese sitio que deseas visitar tienes un familiar o quieres un hospedaje súper tranquilo, o bien te puedes dar el gusto de un hotel que garantice la alimentación.
  2. Metas específicas. En base a tu presupuesto y a aquello que has decidido escoger, traza metas específicas, cuánto dinero debo ahorrar, en cuánto tiempo lo consigo, si somos una familia, cada quien traza sus propios compromisos. Te aseguro que, sin darte cuenta, logras cumplir tus objetivos.
  3. Y finalmente las ganas. ¿Sabes a qué palabra le tengo miedo? Después. Para mí después significa NUNCA. ¿Quieres viajar? Hazlo. ¿Te da temor? ¡Viaja con temor! Recuerda que uno de los aprendizajes más bonitos que tiene la vida es viajar, porque activas todos los sentidos, dejando la rutina de lado y viviendo nuevas experiencias.

En Viajar con Promociones nos encargamos del resto, haz clic en este enlace y encuentra tu destino.

Síguenos en nuestras redes sociales y entérate de nuestras más recientes promociones. ¡Nos vemos pronto!

Comparte en Facebook
Comparte en Facebook
Comparte en Instagram
Comparte con tus contactos
Comparte en LinkedIn